esta mañana

May 9, 2018

Cada día un nuevo comienzo.  Así como todo empieza a dibujarse de nuevo desde la oscuridad, se van desplegando los temas que siguen vigentes en mi cabeza, van haciéndose presentes las dolencias y tensiones que tienen algo que decirme en mi cuerpo.

 

Y así todo el teatro de la realidad vuelve a tomar vida.  Una nueva escena, que todavía está por descubrir su intriga. Sus personajes, sus posibles desenlaces.

Sólo sé las actividades que ya tengo programadas.  Pero el espíritu del día, el ánimo y la actitud que vaya surgiendo de mí y, en definitiva, la experiencia que resulte de este día todavía están por verse. 

 

Están en ciernes preparándose como yo me preparo también.  Me levanto, hago comida, me dispongo a bañarme, vestirme y a cumplir con mis deberes.  Mientras en un plano recóndito y que a la vez nos empapa, se urden otros hilos.

 

Las deudas, los vacíos, las exageraciones y las carencias se reproducen incansablemente para que podamos abordarlos una vez más. Como un batallón, hay un ejército que se levanta conmigo y se prepara para el día.

 

Esperando mi orden, mi disposición interna, mi postura frente a lo desconocido, se librará este encuentro entre el misterio y yo.  En lo que traiga el día. ¿Vamos a pelear? ¿O vamos a estar ahí, hacer presencia disciplinada y silenciosa para asegurar la paz?

Sorpresas, rutinas.  Provocaciones, atenciones. 

 

 

De todos modos es mi propia historia que yo misma volveré a ver desplegarse ante mis ojos, como una alfombra se va tejiendo a cada paso delante de mis pies.

Que pueda recordar esto. Y así vivir en conexión con la profundidad de la vida y su misterio. Resonar su magnitud inconmensurable. Experimentar lo que está más allá de mis sentidos. Entender ese silencio cargado del tesoro del significado que no cambia.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

1. numeroscópica, una visión

April 10, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

November 11, 2019

October 25, 2019

October 23, 2019

May 3, 2019