33


El 33 como número maestro es un 6 especial, más místico, más de fe, más espiritual. Y es que el 33 es el encargado de traer el cielo a la tierra, a través de su propia vida humana, a través de comprender lo sagrado de su sentir, de su motivación, de su capacidad humana de conectar con el cielo.

Así, el 33 armoniza la propia identidad al sintonizarla con un plano superior que lo ordena, lo guía y lo ampara. Desde la consciencia de su fragilidad y vulnerabilidad al saberse expuesto al cosmos, se protege en esa conexión con el cosmos desde su propio mundo interno, a través de la congruencia.

Esa congruencia es su tesoro, al ser consistente con la guía que recibe, su sentir, su reflexión y alinear sus acciones con esa verdad interior que se le revela. Así, el 33 es capaz de honrar su conexión interior, su sentir, profundo y certero, para proyectarlo en el mundo y orientarse en él.

Así, el 33 es la consciencia humana llevada a su esplendor, al reconocer lo sagrado de la vida en su propia condición humana. En lo cotidiano de su existencia, en sus rutinas y quehaceres, es la consciencia y reverencia con la que vive su vida, con que valora s vida y la celebra como expresión de amor.

Y ese amor, que es amor por la creación que lo creó, amor por lo que hace, amor por lo que ocurre a su alrededor, es una mirada de valoración, de respeto y cuidado, en que reconoce el orden superior expresándose en su vida. El orden superior de congruencia y justicia que armoniza y se reproduce en cada una de sus acciones humanas conscientes.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square