felices fiestas patrias

September 17, 2020

 

Entre que viene el fin de semana del 18, la luna nueva, la llegada de la primavera, como que al ambiente anuncia que pueden pasar cosas buenas. Después de tantos meses guardados, está la sensación de un nuevo comienzo.

 

Abrigamos la esperanza de que este nuevo comienzo nos favorezca, nos traiga cosas buenas, que nos den alegría, nos entusiasmen. Y cada uno en su mente tiene una idea de lo que podrían ser esas "cosas buenas."

 

Yo también he sentido esta ilusión de cambio y renovación. Y he tenido la oportunidad de dedicar tiempo a sentir qué es lo que más me gustaría que pase diferente, lo que me gustaría que cambie en mi vida.

 

Hoy me desperté pensando en un sueño y de repente mis pensamientos pasaron de lleno a la lista de los pendientes, tareas inconclusas, etc. Así se levantó, antes que yo, un "deber ser" que me estaba presionando para que me aplique de inmediato.

 

Así, me levanté media ofuscada, y me di varias vueltas con una mezcla de incomodidad y nervios, hasta que bajé las revoluciones y volví a mi. Medité un poco, hice respiraciones, sentí el cuerpo, me estiré y solté varias tensiones.

 

Y en eso, solito, se organizó un plan donde están incluidos los pendientes, que son tareas que yo quiero hacer, que me sirven y las elegí porque me darán algo bueno. Importante recordar eso.

 

Pero también, dentro de las posibilidades reales, incluí en el plan todo lo que me nació, lo que me dan ganas de que pase, cosas que me gustaría hacer y puedo. Puedo perfectamente si me organizo.

 

Entonces el día cambió. Me empecé a sentir más feliz, más liviana y como que sentía el ambiente más divertido. Escuché los pajaritos, sentí el frío de la mañana y el calor de la estufa. Me fui sintiendo agradablemente viva.

 

Y pensaba, esto es lo mejor que me podría pasar. Vivir así, disfrutando. Independiente de lo que tenga que hacer, las cosas que ocurran, ir al encuentro de mis días con ese ánimo, con ese sentimiento de agrado y amor. Sintiendo y apreciando.

 

Donde la responsabilidad va de la mano con las cosas buenas. Que las cosas buenas no estén por venir, sino que sean parte del ahora. De lo que es, lo que estoy haciendo. Apreciar lo que ya es bueno, y que el plan de lo que quiero cambiar no opaque lo que ya es bueno.  

 

Les deseo un fin de semana disfrutado, responsablemente compartido. Durante el asado y también lavando la loza. Mientras coman y compartan y también haciendo la digestión, ordenando y limpiando.

 

Mi saludo para estas fiestas, desde los números como leyes espirituales del desarrollo, es que podamos amar los dos lados de la moneda, hasta que sea sólo uno.

Como un ejercicio de integridad, desde lo más cotidiano y concreto.

 

La integridad y el número 11, ley espiritual de trascendencia

Inspirado en comentario semana 38, del 14 al 20 de sept 2020

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

1. numeroscópica, una visión

April 10, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

September 17, 2020

August 10, 2020

December 13, 2019

November 11, 2019

October 25, 2019

October 23, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags